fpixel
logo lider

5 tips para trabajar desde casa cuando tienes niños pequeños

por LIDER GRUPO CONSTRUCTOR

tips-para-trabajar-con-niños_.jpg
TIPS

Es probable que en algún momento de tu carrera has trabajado de manera remota. Sin embargo, nunca antes has tenido que estar dentro de casa por varias semanas, tratando de cumplir con todos los deberes. Desde la limpieza de tu departamento nuevo, preparar los alimentos, estudiar y trabajar, todo desde el mismo lugar.

Y si tienes niños pequeños, que también necesitan atención, sabes que cumplir con tus labores del trabajo pueden ser casi imposible.

Encontrar el equilibrio es esencial, y los consejos que Líder Grupo Constructor te ofrece, pueden ayudar a disminuir la tensión de ser tanto un buen profesional como un buen padre, todo mientras trabajas desde casa con los niños.

 

1. Gestiona las expectativas

El primer paso para el éxito es darse cuenta de que no estamos en una situación normal. Trabajar desde casa mientras tus hijos también están ahí es la receta perfecta para la improductividad. Hay distracciones con las que no estás acostumbrado a lidiar y presiones que no existían hace poco tiempo.

Reconocer estas diferencias y trabajar con ellas, en vez de darle la contra es la clave. No esperes hacer la misma cantidad de cosas en un solo día como lo hacías antes. Crea listas de tareas más cortas que te permitan sentirte realizado cada día sin importar cuánto seas capaz de terminar.

También vale la pena manejar las expectativas con tus hijos. Incluso los más pequeños necesitan entender las reglas básicas que te permitan trabajar desde casa. 

Explícales que trabajar desde casa significa que realmente estás tratando de culminar ciertas tareas. Aunque parezca un fin de semana normal o un día de vacaciones porque todos están en casa, se trata de circunstancias muy diferentes.

Considera la posibilidad de establecer reglas específicas para tus hijos que sean apropiadas para su edad. Recuérdales que, si quieren entrar a una habitación con la puerta cerrada, primero tienen que tocar.

Reglas simples como esta pueden ayudar a mejorar tu productividad.

 

2. Trabajo por turnos

Si tanto tú como tu pareja trabajan desde casa, una opción es tomar turnos. La mitad del día, trabajas. La otra mitad eres el encargado de pasar tiempo con los niños.

Mientras trabajes, asegúrate de priorizar tus tareas para que las más importantes se hagan primero. Lo más probable es que trabajes menos horas en total por día, y debe ser el tiempo más productivo. Una buena idea es tener un turno de 8 a.m. a 1 p.m. y el otro de 2 a 6 p.m. Tómense una hora entre ambos para estar junto a tu familia. Pueden almorzar o jugar.

También considera la posibilidad de reclutar a otros miembros de la familia para que participen con tus hijos. Que un abuelo lea un libro o una tía cante canciones con tus pequeños puede darte la oportunidad de descansar un poco.

 

Te puede interesar: Consejos para trabajar desde tu departamento sin fallar en el intento

 

3. Divide tu día

Si no puedes dividir el día en turnos con tu pareja, dividir el día en grupos activos y pasivos puede ayudarte a seguir trabajando. El tiempo activo es cuando estás comprometido con tus hijos. Estás jugando, corriendo o ayudándolos con los estudios.

El tiempo pasivo es cuando se toman un descanso. Tus hijos pasan ese tiempo haciendo algo por su cuenta, cómo jugar, ver un episodio de su programa favorito o colorear. Durante su tiempo pasivo, tú estás trabajando. No es un sistema perfecto, y lo más probable es que todavía tengas que lidiar con interrupciones, pero deberían reducirse.

Concentra el tiempo activo de la mañana en grupos más grandes para cansar a los niños. Si todavía duermen la siesta, hay un potencial para un mayor bloque de tiempo de trabajo. Continúa con ráfagas más cortas de tiempo activo por la tarde para que puedas trabajar durante todo el día.

 

4. Trabajar cuando duermen

Aunque es más difícil de mantener, hacer el trabajo cuando se sabe que no habrá interrupciones puede ser el método preferido. Esto significa trabajar cuando tus hijos estén dormidos.

Levántate temprano, aprovecha la hora de la siesta y termina el día después de leer cuentos para dormir y dar las buenas noches. Es un día largo para ti, pero posiblemente menos estresante, ya que no intentas hacer dos cosas a la vez: ser padre y trabajar.

Piensa en las siestas como el tiempo de oro para trabajar. El tiempo libre de la mitad del día te permite trabajar cuando no te cuesta despertarte o te sientes agotado. Si tus hijos ya no duermen la siesta o sólo lo hacen a veces, intenta que pasen un tiempo tranquilo en sus habitaciones. Pueden leer o jugar con los juguetes, lo que quieran, siempre que estén en su habitación.

 

 Te puede interesar: Consejos para que tú y tu pareja encuentren el departamento ideal

 

5. Crea un espacio en el que puedas concentrarte

Ya sea que puedas ir a una habitación separada para trabajar, o decidas hacerlo cerca de tus hijos, designa una oficina.

Elige un lugar estratégico que no dificulte la comunicación entre las habitaciones. Si terminas en un lugar ruidoso, usa la música para amortiguar esos sonidos que te distraen. Colócate los auriculares, pero asegúrate de poder seguir escuchando el sonido de tus pequeños en caso te necesiten.

 

Recuerda, todo se trata de tiempo de calidad

No importa si trabajas en tu escritorio o construyes un fuerte para tus hijos, ten en cuenta que es la calidad lo que cuenta. Establece un horario que te permita dedicar tiempo de calidad a tu trabajo, pero que también te proporcione momentos especiales con tus hijos.

Darle a cada lado la atención que necesita hace que sea más fácil sentirse realizado como trabajador a distancia y como padre que se queda en casa.

Líder Grupo Constructor te ofrece proyectos inmobiliarios en diversas zonas de Lima y Arequipa. Si deseas conocer más sobre los condominios o departamentos de estreno ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.  

Déjanos un comentario