fpixel
logo lider

Cómo lidiar con un vecino ruidoso

por LIDER GRUPO CONSTRUCTOR

Cómo lidiar con un vecino ruidoso_IMG.jpg
LIFE STYLE

Vivir en un departamento significa que tendrás vecinos cerca de ti con los que deberás lidiar. Con muchos de ellos será muy sencillo entablar una amistad, o al menos, tener un trato cordial.

Sin embargo, durante estas semanas en las que todos deben permanecer en casa, la convivencia puede resultar un poco complicada, ya que cada persona tiene costumbres diferentes. Y todos están tratando de sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

Esto puede llevar a que algunos de tus vecinos realicen actividades que tú consideras molestas como escuchar música a todo volumen, tocar algún instrumento o realizar alguna reparación en su departamento nuevo. O que alguna de estas actividades se realice en un horario inadecuado, como a altas horas de la noche.

Algunos vecinos pueden no darse cuenta del malestar que están causando a sus vecinos y a otros puede no importarles mucho. En todo caso, siempre es importante saber cómo manejar este tipo de situaciones.

Por ello, en Líder Grupo Constructor queremos ofrecerte algunos consejos para lidiar con un vecino ruidoso.  

 

1. Sé tolerante

Mientras que algunos ruidos pueden ser fuertes y molestos, no todo lo que hace tu vecino es motivo para molestarse. Si ponen la música a un volumen alto, una vez por semana, puede valer la pena ponerse tapones para los oídos o auriculares durante un par de horas en lugar de enfadarse con ellos.

Sin embargo, si la música está alta por horas y todos los días, o si deciden hacer una fiesta a las dos de la mañana, entonces puede ser el momento de tomar medidas. Usa tu criterio para decidir cuándo puedes manejarlo y cuándo se convierte en un verdadero problema.

 

Te puede interesar: 5 pasos para fomentar el hábito del ahorro en tu familia a través del ejemplo

 

2.      Comunícate con tu vecino

Lo ideal sería tener su número de teléfono, pero si no, puedes intentar escribirles una nota o llamar a su puerta. Si tomas la ruta de llamar a la puerta, toma precauciones, como usar una mascarilla y guantes (si los tienes), además de lavarte o desinfectarte las manos antes y después del encuentro.

Cuando contactes con tu vecino, hazlo de forma amable. Si aún no se conocen, preséntate y explica la situación. Evita ser acusador y hacer que parezca que están siendo una molestia y que es culpa suya que no puedas concentrarte mientras trabajas o escuchas tu programa de televisión favorito.Esto solo podría hacer que se enfaden y pueden empezar a hacerlo a propósito.

Más bien, pídeles que bajen el volumen durante ciertas horas, como durante tu horario de trabajo, si tienes uno, o que bajen un poco el volumen de su fiesta. Recuerda decir "por favor" y "gracias".

Tal vez hayan bajado el volumen como les pediste, pero sigue siendo demasiado alto para ti. Y es posible que tengas que pedirles de nuevo (¡amablemente!) que lo bajen un poco más. Recuerda, ellos no saben cómo suena desde donde estás, por lo que puede ser necesario un poco de prueba y error para llegar a un acuerdo o compromiso.

 

3.  Contacta a la administración del edificio

Si se lo has pedido amablemente unas cuantas veces, y aun así no cambian su forma de actuar, puede que sea el momento de subir en la cadena. Ponte en contacto con la administración de tu edificio o con el propietario para presentar una queja y hacerles saber lo que está pasando.

La mejor manera es a través de un correo electrónico para que tanto tú como la administración tengan un informe escrito de la queja. Cuéntales el problema y lo que ya has hecho para tratar de resolverlo. A partir de ahí, la dirección tiene un registro de la queja y puede manejarlo.

La gerencia puede no ocuparse del asunto el día que los contactes, así que ten paciencia con sus plazos. Tardará unos días, así que consulta a la gerencia después de tres o cuatro días si es que tus vecinos no han cambiado nada para averiguar qué está pasando.

 

Te puede interesar: Consejos para trabajar desde tu departamento sin fallar en el intento

 

4. Último recurso

Si has hecho todo lo anterior y todavía hay problemas importantes, puedes intentar llamar a la policía. Esto debería ser lo último que hagas y sólo si es un problema extremo, como una fiesta salvaje o crees que hay peligro real en la casa de al lado.

Ten en cuenta que llamar a la policía puede ponerte una cruz en la espalda y todos en el edificio, no sólo tus vecinos, se enterarán de la situación y la interpretarán a su manera.

 

5. Pon de tu parte

Cuando vives en un departamento, debes esperar lidiar con algunas cosas de los vecinos. Después de todo, compartes paredes, pisos y techos con otros. Puedes disfrutar de paz y tranquilidad durante la cuarentena, pero tu vecino puede extrañar ir al cine y tratar de reproducir el sonido envolvente para imitar esa experiencia en casa.

Haz lo que puedas para asegurarte de no ser un vecino molesto y recuerda que los demás también intentan llevar una vida normal, pero puede ser muy diferente a la tuya.

 

Líder Grupo Constructor te ofrece proyectos inmobiliarios en diversas zonas de Lima y Arequipa. Si deseas conocer más sobre los condominios o departamentos de estreno ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.  

Déjanos un comentario